Personalidades de Rumanía

Basándose en la personalidad de Vlad Tepes (1431- 1476), príncipe mítico para la historia de los rumanos, Bram Stoker creó el personaje Drácula. Hasta ahora, más de 600 producciones cinematográficas tuvieron como sujeto al personaje inventado por el escritor irlandés y siempre la ficción está doblada con referencias sobre Rumanía.

La primera mitad del siglo XX, período considerado el punto cumbre de la historia moderna de Rumanía coincide con la aparición de una generación de intelectuales rumanos que del exilio, han marcado la cultura occidental.

En los años 20 debutaban en Bucarest Eugen Ionescu (1909-1994), el dramaturgo que cambió la cara del teatro europeo, añadiendo el absurdo como dimensión dinámica del espectáculo de arte; Mircea Eliade (1907–1986), el historiador de las religiones y autor de una obra literaria fantástica con acentos iniciáticos; Emil Cioran (1911 – 1995), el ensayista que impresionó el mundo francés.

En Rumanía nacieron y debutaron los promotores de uno de los más influyentes movimientos culturales del siglo XX, el dadaísmo. Tristan Tzara (1896 – 1963) y Marcel Iancu (1895 – 1984), los iniciadores del movimiento que cambió las referencias de la cultura moderna, empezaron en Rumanía, el dadaísmo siendo el elemento esencial para la posterior explosión del movimiento surrealista en Francia y en el mundo, y más tarde para el pop art.

A esta época está vinculado también el más grande compositor rumano -George Enescu (1881 – 1955), nombrado “el genio de nuestra generación” por su antiguo compañero de estudios de Paris – Marcel Ravel. Incluso hoy día su ópera Edipo representa una de las más incitantes composiciones de la música culta.

A origen de la escultura moderna se encuentra otro rumano que se volvió célebre en Paris - Constantin Brancusi (1876 -1957). A Paris, en Francia, se encuentra el estudio de Constantin Brancusi, punto de gran atracción al lado del centro de arte Pompidou, pero a Targu Jiu, en Rumanía, se encuentra el complejo escultural para el que Brancusi ha concebido la Columna de la gratitud infinita, la Puerta del beso y la Mesa del silencio.

Escritores como Iulia Hasdeu, Hélene Vacaresco y la princesa Marthe Bibesco han elegido escribir la parte más significativa de sus obras en francés, haciendo brillar la cultura rumana en los salones parisinos.



Copyright © 2017 · HolaRumania·