TRANSILVANIA - aldeas, ciudadelas, fortalezas

Castillo fort de Prejmer
FORTALEZAS / CIUDADES MEDIEVALES

ALDEAS - CIUDADELAS - FORTALEZAS

Las aldeas de Transilvania en las que la huella de los sajones está aún viva – casas con frontones en forma de ojiva que alternan con las arcadas de las puertas de cochera y las cimas de las inmensas granjas – están dominadas habitualmente por las torres majestuosas de la iglesia fortificada. Estas iglesias rodeadas de altos recintos pueden encontrarse también en otros países europeos pero en ninguna otra parte son tan numerosas e imponentes como en Rumanía.

La experiencia trágica de la vida de colono demostró que en situaciones difíciles, en peligro, la única garantía de seguridad era la mutua solidaridad con los vecinos. Las consecuencias de las invasiones tártaras de 1241 determinaron la revisión del concepto de defensa, basada en un principio únicamente en el sistema de las fortalezas principescas. Las nuevas fortificaciones están construidas en los puntos estratégicos de paso de los desfiladeros (la fortaleza de Landskrone de Talmaci, el castillo de Bran, el castillo de Turnu Rosu). Otras sólo tenían un carácter regional, de “refugio”, como por ejemplo los castillos de Slimnic, Rupea, Saschiz, Cisnadioara etc. Más tarde están construidas las ciudades fortificadas – Cluj, Sibiu, Brasov, Bistrita, Sighisoara – rodeadas de fuertes murallas de recinto, flanqueadas de portales y bastiones, defendidos por los artesanos de los gremios. En las ásperas condiciones de vida del pasado, la iglesia fortaleza ha representado una réplica eficaz, asegurando la seguridad del día siguiente, la preservación de los bienes y de la libertad y a veces incluso la supervivencia...

Prejmer Rajnov

Un viaje en la región de Transilvania donde se levantan estas fortalezas campesinas les introducen en la atmósfera extraña y tenebrosa de la Edad Media.
Tres murallas de defensa flanqueadas por ocho torres hacen de la ciudadela de Biertan la más fuerte construcción de este tipo de la zona de los ríos Tarnave. Está ubicada en el centro del pueblo que fue, durante tres siglos la sede del obispado luterano de Transilvania. La iglesia, datando de principios del siglo XVI, fue construida en el lugar ocupado otra vez por una antigua construcción. Igual de interesante es la fortaleza de Boian, en la zona de Sibiu, construida en los siglos XV-XVI.

En Valea Viilor hay otro monumento gótico a visitar, datando de la segunda mitad del siglo XIV. La torre campanario con sus cuatro niveles de defensa es impresionante. La zona de Sibiu con el Valle del Olt forman una verdadera reserva de fortalezas campesinas: Dobarca, Cisnadie, Cristian, Slimnic, Bradu, Cisnadioara, Rosia. Son fortalezas e imponentes iglesias rodeadas por murallas de recinto que conocieron, a lo largo de los siglos, muchos días dramáticos. Dirigiéndose hacia Sebes, el viajero podrá admirarla fortaleza de Boz (1523), la de Calnic (siglo XIII) así como los edificios de Garbova, Petresti o Pianu de Sus. No podemos pasar de vista la iglesia fortificada de Saschiz con su reloj que evoca el de la torre de Sighisoara y más lejos Prejmer, la más poderosa ciudadela campesina no sólo de Transilvania pero también de Europa. Las tres murallas de recinto están bien conservadas hasta hoy día, pareciendo un burgo medieval en miniatura.

Prejmer Viscri

En Harman, la basílica romana – construida en el siglo XIII por los monjes cistercienses – había sido rodeada en el siglo XV por una doble muralla en la parte Sur Este, flanqueada por siete torres.
La ciudadela campesina de Rasnov (1335), construida por los tártaros, se alza sobre una colina y se compone de una muralla de recinto que rodea una plataforma triangular. Después del asedio de 1612, cuando la fortaleza se quedó sin agua, han cavado un pozo durante 17 años. Su profundidad era de 143 metros y parece que un túnel llevaba al pueblo.

Biertan Biertan

Durante tres siglos (1394 – 1690) Transilvania ha sido 14 veces devastada por las invasiones tártaras y otomanas . Hacia 1600 existían 300 fortalezas sajonas, de las cuales la mitad se han conservado en muy buen estado hasta nuestros días.



Copyright © 2017 · HolaRumania·